Start Up

Tecnología e innovación: las claves para el desarrollo de las startups

La tecnología y la innovación son dos ejes esenciales que ayudan a los emprendedores a materializar sus ideas y proyectos de negocio. Emprender a través de startups basadas en las TI es una tendencia en crecimiento que está transformando de manera vertiginosa el ámbito empresarial.

Las startups desarrollan productos y/o servicios innovadores para crear experiencias a la medida del cliente. Además, son compañías que tienen un alto nivel de proyección gracias al uso de la tecnología, capacidad de innovación, metodología de trabajo e impacto social.

Por ejemplo, Reed Hastings, CEO y fundador de Netflix, creó su startup en 1997 cuando después de devolver con unos días de retraso la película Apolo 13, tuvo que pagar un cargo de 40 dólares a Blockbuster. Ante esta situación, Hastings anticipó el futuro de los contenidos en streaming y video on demand e intentó vender su compañía al líder mundial de videoclubes, oferta que fue rechazada.

Hoy Netflix es uno de los gigantes de internet con casi 100 millones de suscriptores e ingresos por 8.3 mil millones de dólares a nivel mundial, mientras que Blockbuster es solo un recuerdo.

Actualmente, emprender es más fácil gracias a las nuevas tecnologías; internet ha logrado abrir miles de opciones para las personas que tienen una buena idea. Entre los factores que detonan el crecimiento de las startups y las posicionan como referentes del ecosistema empresarial se encuentran:

 Tecnología e innovación. Estos dos elementos representan su base, ya que este modelo de negocio nace en la era de la revolución tecnológica, la movilidad y la hiperconectividad. Tecnologías como Virtualización, Cloud Computing, Aplicaciones Móviles, Big Data, Internet de las Cosas (IoT), Geolocalización, Ciberseguridad, entre otros, son los cimientos para su consolidación y evolución.

Esto les permite ser empresas disruptivas que hacen algo completamente diferente, cambian las reglas del mercado y transforman la vida de la sociedad. Amazon, Uber, Airbnb, Spotify, Instagram, WhatsApp, por mencionar algunas, son startups que han revolucionado la forma en la que compramos, viajamos, nos hospedamos, escuchamos música, tomamos fotos y nos comunicamos en todo el mundo.

En México, startups como Clip, de Adolfo Babatz y Vilash Poovala, han permitido a cualquier comercio o usuario la posibilidad de recibir pagos de tarjetas de crédito y débito desde cualquier dispositivo móvil con sistema iOS o Android, a través de un pequeño lector de bandas magnéticas en forma de clip. Este es un ejemplo claro de la innovación que traerán las Fintech.

Otro ejemplo es WeDoctors, una startup mexicana que desarrolló una plataforma online que permite conectar a médicos y profesionales de la salud con los pacientes para dar video consultas a distancia.

 Crecimiento exponencial. Debido al uso de TI, las startups tienen un crecimiento veloz. Además, si son sostenibles económicamente al paso del tiempo, pueden despertar el interés de una gran compañía para comprarla o de un fondo de inversión para invertir en ella. De hecho, muchas empresas son diseñadas para ello.

Compañías como Microsoft, Apple, Intel y Salesforce comparten el gusto de Walmart y Unilever por pagar cientos o miles de millones de dólares para adquirir startups de alto potencial.

 Agilidad en los procesos. Gracias a la formación de equipos de trabajo y roles bien definidos y estructurados, se facilita la rapidez de toma de decisiones y favorece los ciclos de creación, así como de entrega de productos y servicios.

 Nuevas metodologías de trabajo. Las startups rompen con los esquemas tradicionales, además de seguir la ideología y filosofía del ecosistema emprendedor. Métodos como Canvas, Scrum y Project Management Professional (PMP) permiten entregar los proyectos en tiempo y forma, además de respetar los presupuestos y fomentar la colaboración.

 Referentes de la era millennial. Sus fundadores son consumidores y usuarios nacidos en la era digital, multipantalla y multidispositivo. Son críticos y exigentes con las empresas y sus productos, por lo cual perciben la personalización como un elemento incuestionable.

Estos son algunos de los elementos que integran a las startups y que han cautivado a los grandes corporativos, inspirados ante este nuevo paradigma que invita a la innovación y promueve el cambio dentro de las organizaciones.

Como diría el proverbio africano: “Si piensas que eres demasiado pequeño como para hacer una diferencia, es que no has dormido nunca con un mosquito en la habitación”.

Para triunfar en el mundo de los negocios, se requiere más que pasión y entrega, se necesita capitalizar el conocimiento en productos y servicios, así como capacitarse y mantenerse actualizado en materia de innovación y tecnología.

Muchos emprendedores decidieron hacer la diferencia con sus proyectos para revolucionar la forma de hacer negocios y como se desenvuelve la humanidad. Hoy las startups escriben la historia, donde la tecnología, así como su capacidad y agilidad para innovar, harán la diferencia entre trascender o quedarse en el camino.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *